Ecocubic, Arquitectura e Interiorismo


Passivhaus

Certificado de Edificio de Consumo Casi Nulo

Passivhaus es el modelo más exigente de Edificio de Consumo Casi Nulo. Combinando un interior confortable tanto en los meses de frío como en los de calor, produciendo un consumo energético mínimo. Reduciendo en un 75% el gasto en calefacción de una vivienda estándar.

La poca energía suplementaria que requieren este tipo de edificios puede cubrirse fácilmente con energías renovables, reduciendo a 0 la huella energética que podrían generar, solo requiere una construcción con un perfecto nivel de detalle.

El primer edificio construido bajo este estándar tuvo lugar en Frankfurt, Alemania, en 1991, que a día de hoy sigue cumpliendo los requisitos de una Passivhaus. Hoy en día hay más de 15.000 edificaciones que cumplen con los estándares de la ecoconstrucción a lo largo y ancho del globo.

Una Passivhaus Debe Cumplir:


Aislamiento Térmico:

Protege del calor y el frio reduciendo la demanda energética. La temperatura interior es uniforme y elevada,llegando al confort térmico con menor temperatura de aire.

Ausencia de Puentes Térmicos:

Mantiene la temperatura y evita que se pierda calor a través de las paredes que dan al exterior.

Estanqueidad:

Se trata de edificios herméticos, por lo que no se pierde nada de energía. Esto se consigue con una presurización y despresurización de la vivienda. Consiguiendo que se eliminen las corrientes de aire y una mejor acústica.

Ventilación Mecánica con Recuperación de Calor:

Es el pulmón de las Passivhausm apartado que consiguen aprovechar el calor interior para calentar el aire exterior y viceversa. El aire queda totalmente filtrado gracias a esto por lo que es el hogar ideal para aquellos que padecen asma o alergias.



Ventanas y Puertas de Altas Prestaciones:

Están realizadas en carpinterías de baja transmisión térmica además de vidrios triples equipados con gases nobles que evitan la pérdida de energía.